Escalera de Kirigami – 31 de marzo

El papel tiene muchas posibilidades. Os he enseñado una “popup card” de flores, para que lo vayáis conociendo, y nos hemos arriesgado a CORTAR, (sí, hemos sacado las tijeras!) para realizar de manera sencilla y rápida unas escaleras. También se pueden utilizar como tarjeta de felicitación, como decorado, etc. Nos ha quedado así:

Si lo pensamos un poco, jugando con los colores del papel, con las texturas, con todo lo que podemos “pegar” en el decorado o en la tarjeta, se pueden hacer variaciones infinitas. Probad en casa! En clase no nos da tiempo a tantas variantes.

Aproveché para enseñaros una pop-up card, para que veáis las posibilidades. No podemos hacerla en clase por el problema de las tijeras:

 

Qué bien que a algunos os ha dado tiempo a plegar el juguete rotatorio. No hay fotos, porque no hemos acabado. Seguiremos el jueves. Hasta entonces.

Conejito de Pascua – 29 de marzo

El martes estuvimos inflando nuestro conejito de Pascua. Como no quise sacar la máquina de fotos porque estábamos con otro grupo compartiendo la sala, no tenemos fotos, pero para que os hagáis una idea, os pongo ésta que corresponde al grupo de CP-CE1 de Jeux et énigmes, que también lo plegaron:

 

Nota: habíamos quedado en que traeríais las tijeras y la cola el próximo día para un trabajo que íbamos a hacer. Se trataba de una pop-up card como ésta que os enseñé:

Parece que no se puede traer las tijeras al comedor, lo que me parece normal (no me había dado cuenta), así es que si leéis esto, no las traigáis. Haremos otra cosa, muy bonita también, ¿vale?. Hasta el martes.

Muchas posibilidades

 

Son tantos los modelos que se pueden plegar, que las posibilidades son casi infinitas.

Cuando empiezas, si te gusta, no puedes dejarlo. Necesitas aprender nuevos modelos, hacer variaciones, probar con otro tipo de papel, otro tamaño, otro color…

Esta es la clásica grulla, que exhibimos junto con el resto de los modelos de esta entrada, en las Portes Ouvertes de Junio de 2010.

Las figuras pueden ser grandes, como este cubo gigante confeccionado con papel de regalo y papel de periódico. Se realiza uniendo varios módulos. A este tipo de figura de plegado lo llamamos Kusudama:

Qué os parecen estos animalitos, prendidos de un palo, a modo de decoración, de marcapáginas, de regalo para un amigo…

 

 

Todo esto sigue siendo Origami: un solo papel (normalmente cuadrado, pero a veces rectangular), plegado, ¡y sin tijeras ni pegamento!

 

Estrellas Ninja. Son modulares.

Aunque no lo vamos a utilizar en clase, debido a la necesidad de un cutter, los alumnos avanzados de secundaria, a final de año tendrán instrucciones para poder realizar estos modelos: se trata de la técnica del kirigami:   

 

No prometo nada, pero en primaria tal vez probaremos con una versión más sencilla: las pop-up cards como ésta de abajo:

Papiroflexia: presentación

La papiroflexia es una disciplina con múltiples aplicaciones:

- Su carácter como pasatiempo.  Además de ofrecer buenos momentos de ocio, son precisas dosis de imaginación, intuición, orden e interés de superación personal.

- Su visión artística. Seguir las pautas para realizar un plegado y conseguir la representación visual de aquello que se persigue crear es el resultado de una elaboración artesana.

- Como recurso educativo, con valor pedagógico para el sentido creativo y artístico, pero que ayuda también a la capacidad de concentración y es un buen modo de ejercer la motricidad fina de las manos porque desarrolla, entre otros aspectos, la percepción espacial y la comprensión de conceptos de geometría.

Esta actividad nos permite:

- fomentar la paciencia y la perseverancia (¡no siempre salen las figuras, y hay que insistir!)

- fomentar la conciencia de capacidad y competencia (es una técnica que se aprende. Unos tardamos más, otros menos, pero al final lo conseguimos)

- fomentar el desarrollo de la percepción viso-espacial (jugamos con dos y tres dimensiones)

- entrenar la motricidad fina (¡ay! Esas manos que a veces parecen patosas)

- entrenar la memoria (hay que acordarse de cómo hacer los pliegues para hacer una segunda figura más tarde)

- desarrollar la creatividad (siempre trabajamos con papel y lápiz, pero manipulando el papel vamos a tener más posibilidades de expresarnos)

- obtener un resultado artístico gratificante (se puede presumir del resultado obtenido).

 Es por todo ello que consideramos interesante esta actividad, tanto en rehabilitación neuropsicológica, como por puro placer. Se puede practicar solo, en grupo, en casa, en consulta, en el colegio… Sólo hacen falta unos trozos de papel y ganas de aprender.